martes, 15 de septiembre de 2009

Independencia de Honduras


En 1821, vísperas de la independencia, las Cortes españolas erigieron la Provincia de Honduras, que en agosto de ese año instaló su propia Diputación Provincial, con sede en Comayagua. La noticia de que Guatemala había proclamado la separación de España el 15 de septiembre de 1821, la Diputación Provincial de Comayagua proclamó la independencia de Honduras de la Monarquía española el 28 de septiembre de 1821. El 5 de enero de 1822, Honduras pasó a formar parte del imperio mexicano de Agustín de Iturbide, esta anexión finalizó el primero de julio de 1823 con la formación de la República Federal de Centroamérica, durando la anexión a México un año con seis meses.


Abogado Dionisio de Herrera, primer jefe de estado de Honduras



Dionisio de Herrera fue el autor del acta de independencia de Centro América del antiguo Reino de Guatemala, redactada el 15 de septiembre de 1821 redacta por José Cecilio del Valle.
El primer jefe del estado electo de Honduras fue el abogado Dionisio de Herrera, gobernó desde 1824 hasta 1827, Promulgó la primera constitución del país, el 11 de diciembre de 1825 y el primer escudo de armas del país. Durate su gobierno decretó la abolición de la esclavitud varias décadaas antes que Estados Unidos de América y Rusia, estableció los derechos que gozarían prisioneros y acusados en espera de sentencia, también el respeto a la privacidad de los ciudadanos, determinando que solo podían decomisarse como prueba los papeles personales en caso de traición a la patria y que su publicación era imprescindible para constatar la verdad, además decretó la primera división territorial de Honduras crearse los primeros siete departamentos: Comayagua, Tegucigalpa, Santa Bárbara, Yoro, Olancho y Choluteca.


General Francisco Morazán, jefe de estado de Honduras



Desde 1824 a 1827 Honduras fue gobernada Dionisio de Herrera del partido liberal, en 1827 el presidente de la federación centroamericana (con sede en Guatemala) José Arce envió al propio vice jefe de Honduras el coronel Justo Milla (también del partido liberal) a darle golpe de estado a Dionisio de Herrera con 200 hombres, derrocándolo el 10 de mayo de 1827, Justo Milla fue Jefe de estado por 6 meses, hasta que fue derrotado.

El mismo año Francisco Morazán formó un grupo armado en León, Nicaragua, el 11 de noviembre de 1827 las tropas del General Morazán derrotaron a las del Coronel Justo Milla en Sabana Grande durante la "Batalla de la Trinidad", el 27 de noviembre de 1827 se restableció la normalidad (interrumpida por nueve meses) durante los años 1827 a 1828 fue presidente el General Francisco Morazán, e introdujo la primera imprenta al país.
Entre las figuras más relevantes de la historia centroamericana de la época federal figuraron los hondureños: José Cecilio del Valle, redactor del Acta de Independencia suscrita el 15 de septiembre de 1821 y Francisco Morazán, Jefe de Estado de Honduras en 1827, Presidente federal de Centro América 1830 a 1834 y de 1835 a 1839, cuya figura encarna el ideal unionista centroamericano.


José Cecilio del Valle, jefe de estado de Honduras





En las primeras décadas luego de la independencia de Centro América era común los enfrentamientos entre las fuerzas conservadores y las fuerzas liberales para expulsar al partido político rival del poder mediante golpes de estados que finalizaban con la expulsión del partido político opositor, siendo del mismo partido político o no.

En 1828 fue presidente liberal Diego Vigil gobernó hasta el 4 de diciembre de 1829. De 1829 a 1830 fue nuevamente jefe de estado Francisco Morazán, sucedido por el conservador José Cecilio del Valle quien gobernó de 1830 a 1831.

En los años 1829 a 1830 fue presidente nuevamente el General Francisco Morazán y en 1831 fundó en Tegucigalpa la primera Escuela Militar bajo la dirección del coronel colombiano don Narciso Benítez, de donde egresaron varias figuras como los generales Francisco Ferrera, José Santos Guardiola y José María Medina quienes serían futuros presidentes de Honduras.
Honduras se separó de la Federación centroamericana en octubre de 1838 y se convirtió en Estado soberano e independiente. Sin embargo, en los decenios de 1840 y 1850 participó en varias conferencias unionistas centroamericanas, que no dieron resultado, tales como la Confederación de Centroamérica (1842-1845), el pacto de Guatemala (1842), la Dieta de Sonsonate (1846), la Dieta de Nacaome (1847) y la Representación Nacional de Centroamérica (1849-1852). Posteriormente adoptó el título de República de Honduras.

En 1847 se funda la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (pública) durante el gobierno del presidente electo Juan Lindo donde se impartian las carreras de derecho civil, filosofía y letras entre otras.

En 1860, luego de su derrota en Nicaragua, llegó a Trujillo el filibustero estadounidense (ex-presidente de Nicaragua) William Walker influenciado por la ambigua doctrina Monroe («América para los americanos»). Tras desviarse de su objetivo inicial que eran las Islas de la Bahía y la Mosquitia, anteriormente pertenecientes a Gran Bretaña, se atrincheró en la Fortaleza de San Fernando en Omoa y fue fusilado en Trujillo el 12 de septiembre de 1860, durante el periodo presidencial del General José Santos Guardiola, quien dos años fuera asesinado, el magnicidio ocurrió antes de terminar su periodo presidencial.

En 1876 arribó al poder Marco Aurelio Soto, y puso en marcha las reformas liberales en el país. Estas reformas de tipo administrativo, político, económico y social, intentaron darle un giro de 90 grados a la situación desastrosa que vivía Honduras. Soto logró mejorar las vías de comunicación y el servicio de correo. Construyó algunos tramos del ferrocarril, el sistema telegráfico y puso en marcha un programa educativo sin precedentes en el país. A pesar de los avances logrados durante la administración Soto, Honduras volvió a caer de nuevo en la inestabilidad social, al no contar con productos bases como el café o el tabaco en qué forjar una economía estable. Durante este régimen de gobierno se sientan las bases para el desarrollo de una economía de enclave, de la cual el país no se separaría por sus efectos sobre toda la estructura de la vida política, económica, social y cultural del mismo.

Durante la segunda mitad del siglo XIX Honduras continuó participando en los intentos diplomáticos por restablecer la unidad política centroamericana, como las conferencias unionistas centroamericanas de La Unión (1872) y de Guatemala (1876), la intentona militar del Presidente guatemalteco Justo Rufino Barrios (1885), los congresos de Guatemala (1887), San José (1888-1889) y San Salvador (1889) y la reunión presidencial de Amapala (1895), en la que se firmó un pacto para crear la República Mayor de Centroamérica, a la cual perteneció Honduras de 1896 a 1898. El 1 de noviembre de 1898, la República Mayor cambió su nombre por el de Estados Unidos de Centroamérica, pero éstos se disolvieron el 30 de noviembre y Honduras reasumió su soberanía.
Publicar un comentario en la entrada